Libertas vel mors

Ideología, libertad o muerte.

Mes: diciembre, 2016

El modelo de izquierdas: La derrota

Podemos no difiere mucho de la destrucción que el PSOE sufrió durante La Segunda República, está padeciendo ese mal propio de las izquierdas, el cainismo autodestructivo que llevó a franceses revolucionarios a matarse entre sí, a rusos al guerracivilismo y a los anarquistas a jurar venganza por las afrentas recibidas por Bakunin de manos de Marx.

Yo ya lo anticipaba en otras entradas de este mismo blog, en esas entradas hablaba de la virtud del sistema capitalista, de la debilidad de la izquierda y en el último sobre Errejón y sus ideas peregrinas sobre el cine y los videojuegos y hablaba en un sentido amplio como en casi todos mis posts de la izquierda.

Hablo no para el necio, sino para el que sepa de qué va esto, para el que conozca los movimientos sociales y populares del pasado en Occidente. La izquierda está en ese punto en el que ocupa un espacio popular, pero el pueblo que la representa está perdido y enortado y sus cabecillas son los niñ@s list@s de la clase que no entienden de qué va la película.

El ejemplo lo tenemos hace un par de meses, la misma derecha que arrojó a los leones a Rita fue la que cerró filas de forma unánime para defenderla tras su fallecimiento. Y es que con lo que está sucediendo en Podemos, uno está más convencido en el camino que han tomado los catalanes de ERC, ell@s optaron por la unión y trasversalidad en el proceso, unieron fines con enemigos políticos y resulta frustrante ver como por unas migajas de poder Podemos se desmembra y da una imagen de infantilismo atroz.

El debate debe cambiar de tercio, yo siento discernir, pero el debate es mucho más profundo que hablar de unos u otros, es un cocepto de izquierda vencedora, una izquierda vencedora en la praxis no en la teoría.

Una izquierda que abandone los eslóganes y el neo hippismo que la ha mutilado y la ha convertido en un recipiente de egocentrismo. La izquierda debe formar un frente, un frente común y unido y disentir en privado no debe traducirse en un esperpento público. Así solo conseguirá desangrarse y morir irremediablemente.

Mucho se habla de la izquierda multicultural, de las minorías, de movimientos populares, de grandes y muy aguerridos “dichos” sobre el diálogo y el debate interno, lo que queda de todo eso es una izquierda que no se define, que no plantea un frente común sino una espiral de pequeños reductos que tiran cada uno a su lado.

La fórmula del éxito no es una izquierda dividida, es una izquierda conjunta y fuerte y Podemos es de todo menos eso ahora mismo, lo que se ha convertido en exceso de prepotencia sobre el debate interno, se ve de caras para afuera como una vergüenza.

Yo no busco líderes débiles, ni proyectos utópicos, busco una fórmula para frenar a una derecha cada vez más fuerte, más popular y más unida, lo que encuentro como tod@s es peleas internas, división, bandos y barones.

Hagan un poco de autocrítica y miren a la derecha, no todo es malo y su modelo es el modelo de la victoria, ganó Trump, ganó Rajoy, ganó el Brexit, ganó Reagan, pregúntense por qué y como decía el dicho: Si ves que algo le funciona a tu vecino, y a ti no, cópialo y procura mejorarlo.

Anuncios

Tal vez es que el ser humano…

Tal vez es que el ser humano siempre fue estúpido.

Tal vez es que creer que Miguel Ángel representa a la humanidad, es como creer que Charles Manson la representa.

Tal vez es que el ser humano necesita ser estúpido.

Tal vez es que no importe el grado de educación, sino que es necesaria esa estupidez.

Tal vez es que estemos loc@s, sol@s y perdid@s cuando no somos estúpid@s.

Capitalismo parte 2

Lo que pretendo en estas entradas e mostrar una parte del capitalismo que se ha mostrado inédito entre quienes quieren derribarlo.

1- El capitalismo está afianzado en una victoria biológica y natural. Es cierto que las ramas del árbol son culturales, heteropatriarcado, moralismo, pero la forma más pura de capitalismo está basado en la sensación natural y biológica del egoísmo o lo que es lo mismo el MIEDO A MORIR, el miedo INDIVIDUAL, que se manifiesta como un mantra SOCIAL.
2-Las alternativas de izquierda están basada en la MORAL CRISTIANA. Caridad, igualdad, son conceptos morales cristianos que llevan consigo una división o dicotomía de la realidad en BLANCO y NEGRO. Para el capitalismo violento el mundo es real y gris. Un capitalista puede acordar un contrato de comercio con un comunista chino, con un libertario norteamericano o con un estado representativo europeo y para el capitalista todos ellos son buenos clientes/vendedores si el capital fluye. No hay moral cristiana, para el capitalismo la moral es solo un medio subalterno que le importa poco o nada, y solo sirve para que el sistema cultural mantenga un status quo. Si existiera un estado comunista que mantuviera intacta la hegemonía del libre comercio, al capitalista le daría absolutamente igual y de ahí que un país como China sea el ejemplo más puro de lo que puede hacer el capitalismo.
3- La izquierda sigue en un movimiento popular infantil, donde pretende unir en un solo topic a toda la humanidad contra “los ricos”, y prentenden unirlos a tod@s de una forma ingenua, bajo la visión cristiana de bondad humana, una visión parcialmente falsa.
4- El capitalismo no crea sueños, los sueños los crean los que sirven al capitalismo. El sistema capitalista nunca prometió el sueño americano, en realidad no promete nada, no promete un mundo mejor, ni un futuro mejor, sencillamente se rige bajo la frase de “Si lo quieres lo puedes tener.” Esto es interpretado como algo positivo, pero el capitalismo no habla de utopías, no habla de un mundo perfecto lleno de personas felices, donde los humanos vivan felices y coman perdices. Oh no, eso no es así, el capitalismo es abierto. Te permite ser un@ hij@ de put@ o una persona medianamente honesta y bondadosa.

Continuará…

El capitalismo parte 1

El capitalismo es el sistema más humano que existe, su destrucción supone destruir una parte del ser humano. Y el hecho de una izquierda aburrida que solo engorda su estúpido activismo con falsas manifestaciones y una profunda ignorancia, soltando clichés argumentales y apelando a mayorías populares solo ayuda a que ganen los capitalistas.

Cuando veo a esos tipos engreídos de Wall Street, veo a tipos inteligentes, veo a hijos de puta concentrados en su éxito y su victoria, no necesita de ser moral, sino de ser real.

La victoria moral del humanismo de la izquierda es una victoria ilusoria. La izquierda está en decadencia no el capitalismo. El capitalismo sigue más fuerte que nunca, es un sistema que se retroalimenta, se fagocita a sí mismo y renace, una y otra vez y no se detendrá porque se inspira en las entrañas más puras del ser humano. Entrañas carentes de moral, la entraña del deseo, de la pasión, del egoísmo.

Si la izquierda pretende reorganizarse bajo la tutela de la diversidad cultural, los discursos de cuatro imbéciles encerrados en universidad, con manifestaciones pacíficas y sin plantear, ni desarrollar un pensamiento o alternativa que no sea un cuento de hadas solo está firmando su sentencia de muerte.