Sobre escribir en prensa

por kyniko

Me encuentro hoy que es noticia Gregorio Morán, y todo el revuelo formado es por una columna “censurada”. Dispuesto, como un valiente, a leer qué es tan “atrevido” como para ser censurado. Lo que encuentro es un artículo redactado como el culo, donde no te enteras de “ná”. Uno espera que sea un arrebato anti-independentista, o un discurso fiero al estilo Lo Santos y se encuentra con algo difuso, inconexo y reiteradamente malo, malo de cojones.

Y claro, te jode, porque detesto juzgar algo por su forma y no por su fondo; Y le das otra oportunidad y del fondo solo se extraen dos cosas: 1- Que vienen las negras tormentas. 2- Que el nacionalismo catalán es el mal absoluto. 3- Que un amigo mío nacionalista vasco me dijo…. 4-Que todos los de la CUP son ignorantes. 5-Que yo interpreto que Mas y los independentistas quieren que haya sangre en las calles, porque imagino, tiene el señor Morán el don de leer la mente.

Y todo eso lo hace en un artículo/columna que parece más un adefesio incoherente y confuso que un artículo concreto y claro. No aprenda de mí, aprenda de Reverte, él sabe ser conciso y astuto escribiendo y si lo prefiere, si prefiere ser un soberbio, aprenda de Marías, que, aún siendo enemigo de la mitad o más del mundo, se expresa con impoluta elegancia y perfección.

También le conmino a este “periodista” que procura ilustrar sus opiniones con argumentos, con hechos y no con ilusiones que él mismo tiene. “Baste decir que Artur Mas confiesa a los suyos que llegará el momento oportuno de ocupar los edificios estratégicos de Barcelona. ” Porque esto, a todas luces parece más un chascarrillo que una información de una fuente fiable y resulta grotesco que uno pueda usar un rumor para soltar semejante salvajada sin consecuencias.

Para todo lo demás, le recomiendo a los periódicos que busquen escritores y se dejen de mediocridades. La lengua, el periodismo no están para ser víctimas de niños pedantes, está para esclarecer la verdad. Y siempre diré lo mismo “J’acuse a los medios de mantener en nómina a estos escritores del montón.”

Anuncios