El filósofo

Al estúpid@ hay que combatirlo con la fuerza.

Al intelectual hay que conquistarlo con los argumentos.

Al soñador/a hay que enamorarlo/la con las ideas.